Umbanda Tenerife

 

 

Chakras

1.Muladhara o Chakra Base o Coccígeo o Sacro (Chakra de la Energía)

2.Swadhisthana o Chakra Esplénico o Prostático o Uterino o Sexual (Chakra de las Relaciones)

3.Manipura o Chakra Plexo Solar o Umbilical (Chakra del Poder Personal)

4.Anahata o Chakra Cardíaco (Chakra del Poder Emocional)

5.Visuddha o Chakra Laríngeo (Chakra del Poder de la Voluntad)

6.Ajna o Chakra del Tercer Ojo o Frontal (Chakra de la mente)

7.Sahasrara o Chakra Coronario (Chakra del Espíritu)

 

El ser humano cuenta con Siete Puntos Energéticos Básicos, a través de estos siete puntos energéticos, el Cuerpo Astral le da energía al cuerpo físico, definiéndole las diversas facetas de su salud y su destino.

Estos siete puntos han sido denominados con diferentes nombres a través de las culturas y la épocas, su referencia esotérica mas citada les concede el nombre de Chakras según la influencia orientalista de los últimos siglos, mientras que su referencia científica los ha descubierto como Glándulas Endocrinas.

Esta alimentación energética tiene que estar compensada en el ser humano con la respiración y la comida, que son los pilares del mantenimiento del ser vivo

LOS PUNTOS VITALES DEL CUERPO         

El cuerpo es la parte material de los seres que en forma individual que pertenece al reino intermedio el cual está integrado por los tres reinos inferiores: mineral, vegetal y animal y, por los tres reinos superiores que son: espíritu, alma y Dios.  Por eso, tiene condiciones para captar las energías de ambos reinos pues está en el centro de la creación. Debido a que es el centro de creación y siendo el ser humano reproductor en sí de todo lo que pasa en la naturaleza, su cuerpo funciona como centro de captación específica y en cada parte tiene una misión específica.

La cabeza es el compartimento del cerebro y un punto vital de la razón.  Si pierde contacto con el resto del cuerpo afectan la coordinación y el orden. El pensamiento que es la mayor energía que contiene el ser deja ejercer en su dominio, pues su potencia se fragmenta. Como todo, también es una fuerza muy poderosa y necesaria para hacer un propósito, cualquiera que sea, que antes va debilitando otras fuerzas del cuerpo a fin de que la resistencia sea menor al instante del ataque.

Así mismo esta energía podrá resistir por un tiempo determinado en cuanto haber vida en el cuerpo.

La garganta es la región donde se establece el poderse manifestar el pensamiento a través del sonido, sin el sonido comienza a ser difícil la reacción contra los ataques de fuerzas externas unas vez que por su intermedio se consigue atraer fuerzas protectoras por el contacto espiritual.

El externo es el ligamento entre el sistema nervioso y el cerebro. La cabeza de serpiente es conocida como KUNDALINI por los hindúes que representa el fuego etéreo (Columna vertebral) siendo a través de este punto que se siente todo.

El plexo es la manifestación de bondad. Es el extremo opuesto  del externo (la energía de sentir) `el punto inicial de evolución de fuego etéreo (la cabeza de serpiente) es el punto inicial de defensa contra cualquier ataque de fuerzas externas.

El lado superior derecho del cuerpo comprende el brazo derecho y la manifestación de energía  de sonar no en el sentido de filtrar fuerzas recibidas, las manos tienen el poder de dar o recibir, el brazo es el vehículo conductor, con el poder de bloquear o liberar, este canal puede llenar o enriquecer el poder interno del individuo.

El superior izquierdo comprende los costados del lado izquierdo la manifestación de la capacidad de ver con los ojos espirituales, que consigue la mano izquierda. Está iniciando el desenvolvimiento de la visión  espiritual, pues consigue controlar el poder de dar y recibir.
Estos representan el equilibrio y la firmeza, son los extremos de la razón y la manifestación de fuerza interior y exterior del individuo.

Juntos en estos puntos vitales forman una figura que unida entre sí representa su propio cuerpo humano.

De la misma forma como cuerpo recibe, también puede dar las energías continuas, y para que eso pase el ser humano debe utilizar los siguientes canales:
       
       1)- El pensamiento emite energía de fe.
       2)- La palabra emite energía de sonido.
       3)- Los ojos emiten energía de luz.
       4)- Las manos emiten energía de magnetismo (bioenergía)   

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras: revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico; y provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan. La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de  nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.